Mayor que yo

Ella hace mucho tiempo fue joven
de cuando en la radio sonaba Beethoven
su piel fue tersa, cuando mis abuelos
estaban en su adolescencia

Su espíritu libre me enamoro
que usara placa no mermó mi pasión
distinguida bien tenida,
su pelo blanco jamás teñía
sus arrugas me parecían afrodisíacas
hacíamos el amor después de ir al geriatra

Al principio me rechazaba con absurdos motivos
que vivía cuando el mar muerto estaba vivo
yo decía ¡mejor!
no necesitaremos anticonceptivos
me dijo que era más vieja que el hilo negro
yo feliz,
no tendría que preocuparme por suegros

Cuando el amor se junta con la experiencia
¿que importan los años de diferencia?
así es amigos,
mientras su espíritu sea deseable
la química no será negociable

Como el perro y el gato

Esta vida es de perros y gatos
donde hay un hueso, hay un perro
donde hay un ratón hay un gato
si hoy te hacen perro muerto
mañana te pasan gato por liebre

cuando andes tieso como gato de yeso
o más serio que perro en bote
defiéndete como gato de espaldas
recuerda que perro que ladra no muerde
que de noche amigo, todos los gatos son negros

puedes ser más tonto que perro nuevo
o más ladrón que gato de campo
pero cuando no tienes ni un perro que te ladre
deja de buscarle la quinta pata al gato
olvídate de andar con la cola entre la piernas

sigue tu sueño como perro a su dueño
que la curiosidad no mate al gato
ponte contento como perro con pulgas
entierra la rabia y los alegatos
que la vida es más breve que estornudo de gato

Nadie esta conforme

Día de amor, día del dolor
los que están solteros
sueñan con un te quiero,
los que están en pareja
se sienten tras las rejas
da igual en qué condición estés
separada o en pareja
siempre habrá una queja,
que sus maridos ya no las tocan
o que sus novios solo en sexo se enfocan
nunca nadie está conforme
que la tiene chica, que la tiene enorme.
Si estás solo te sientes vulnerable
si estás casado te sientes miserable.
Al final, como toda la humanidad te ha fallado
te buscas un perro y tienes el amor garantizado

Lecciones de la novela El Padrino de Mario Puzo

El padrino es la biblia del poder, el Bhagavad Gita de la hombría; Don Vito, mesías entre los sicilianos, enseña que las reglas del poder favorecen a aquellos que logran actuar desde la calma y reflexión. Buda entre indomables anárquicos, paradigma de la palabra respeto.
Don Vito no existe, es un ideal creado por Puzo que sirve como modelo para la máxima aspiración de todo hombre: vivir bajo sus propias reglas y no ser dominado por nadie.
El padrino entiende que el poder es lo primordial, y que la amistad y el respeto son vehículos necesarios para ello; el ego y las emociones solo enturbian el viaje. Todos quieren ser como el Don porque él no quiere ser como nadie. Busca el beneficio, la oportunidad en cada situación; la razón y modestia son sus armas, la fuerza y violencia son la última opción, pero si ha de usarse, debe ser con la precisión quirúrgica de un cirujano.
Es el antihéroe por antonomasia, inmigrante rebelde que no acepta las reglas que la sociedad le impone. En su lectura aprendes del carácter Siciliano, tierra golpeada, pueblo constantemente invadido que durante siglos ha aprendido a no fiarse de la autoridad; apasionados, emocionales, obstinados hasta la muerte, donde la palabra amigo significa perdonar la vida de otro. Vito Andolini es hijo de su tierra, pero es especial, es una especie de elegido, cual Jesús entre judíos, cual Neo en matrix, posee una característica poco común entre sus coterráneos: es razonable.
Durante su lectura pude encontrar frases que resultaban un bálsamo para el ego herido: “que tus enemigos sobreestimen tus fallos, y que tus amigos subestimen tus virtudes”; te das cuenta que el padrino no le da importancia a lo que el resto piense, el silencio es una catapulta al poder; un silencio que es transversal en toda la obra. En sus 600 páginas son pocas veces las que el Don habla, no lo necesita, como los grandes hombres, son sus discípulos quienes narran sus proezas, sus aprendizajes. Vito solo escucha, y así mejora, y así manda.
Las creencias de las personas cambian contando nuevas versiones, “todos podemos contar historias tristes.Yo no pienso hacerlo” dice Don Vito, quien entiende el poder de una historia, entiende que la verdad es tan moldeable como la arcilla. No deja tiempo pasar porque sabe “que el tiempo hace estragos en la gratitud”. El padrino te da lecciones de conducta para sobrevivir en esta jungla: “piensa como tus enemigos”, “haz que todo lo que hagas parezca natural”. Como un Mozart de la negociación, usa la cooperación y el respeto como claves para avanzar. “Nunca decir lo que piensas a los que no conoces”.
La idea de civilización nos hace olvidar que el hombre sigue siendo un lobo para el hombre, “nunca discutas, nunca te enfades”; es hermoso, es toda la autoayuda que un hombre necesita. “Modestia y humildad”, “dar la otra mejilla”. Así es, y no como una virtud cristiana, sino como estrategia para mantenerte sereno, para dar vuelta a tu enemigo, para seguir acumulando poder.
Don Vito es un cristo, la fuerza está con él, pero es una fantasía, un ideal a seguir para soñadores. Una mujer que entienda el padrino como una metáfora del poder, podrá abrir nuevos puentes en la comunicación con lo masculino. Desmenuzando la obra como Tótem del patriarcado podrá dar pasos para transformarlo desde adentro, utilizando los mismos valores que el Don no puede rechazar: ser razonable, dedicarle tiempo a tu familia, proteger a sus amigos, serle fiel a su mujer, y sobre todo, respetar a quien te respeta.
Estudiar el padrino empodera. Te recuerda que no debes jugar el juego de ellos, sino el tuyo.

Caótica

Hija del caos
desordenas al pasar
vas por un bocadillo a la cocina
y dejas tus platos sin lavar
tiras al suelo ropa sucia
te escabulles con astucia
tu auto es un desastre
no se cuando fue
la última vez que lo limpiaste
no pido que hagas todas las tareas
pero hacerlas solo me cabrea
ensucias con manjar la cama
pero saliendo de casa
eres toda una dama,
dices que te entiendes en tu desorden
pero soy yo quien evita que se desborde
te pido consideración
me hablas de feminismo y discriminación
pero tienes el caos en tu habitación.

Dicen que los que no comparten
las labores del aseo
en la cama tienen menos deseo,
tarde comprendí
que no naciste para limpiar
me arrepiento
el día que dije si en el altar ;
el caos corre por tus venas
tengo rabia, tengo pena
¿por qué no ordenas?

Ella lee todo el día

No, no era linda
era atractiva
interesante
siempre estaba leyendo
libros con portadas viejas
moviendo sus labios en silencio
sentía celos de esas páginas
tenían toda su atención,
quería hablarle
causarle la mejor impresión.
El miércoles me armé de valor
estaba en una banca
leyendo un poema de Nicanor
¿matando el tiempo?
no, me respondió
“haciéndolo vivir”
guarde silencio
nada más que decir

Sexo sin amor

Una cosa es sexo
y otra muy diferente amor
para algunas mujeres
son un solo concepto,
para TODOS los hombres son dos
SIN EMBARGO
hay un solo momento en la vida del hombre
donde sexo y amor son unidad
y es cuando recién se enamora
cuando no puede pensar con claridad
!Un as de la naturaleza!
para unir temporalmente a las parejas
un ardid sinfónico para hacer bebés
la ciencia lo llama “limerencia”
y dicen que su efecto termina
entre el 6to y 8vo mes.
La moraleja de la estupidez:
“es que no puedes ser sabio
y estar enamorado a la vez”

Vitiligo (marcas mágicas)

Soñabas con ser serpiente
y mudar tu piel descolorida
tu estima estaba desteñida
entintada con envidia
ante las chicas de un solo color.
No elegiste las manchas
pero lo transformaste en revancha
en recordatorio de tu belleza
desde el claroscuro de la rareza
te sabes excepción de la naturaleza
en época de tatuajes impulsivos
tu cuerpo es lienzo llamativo
eres arte andante
bicolor caminante,
salpicón de tonalidades
vacunada contra vanidades
tu piel, pintura impresionista
pavoneo de Dios como artista