Cuando todo lo demás falla

Cuando nada parece funcionar, cuando la racionalidad se ve acorralada por pronósticos poco alentadores, la mente corre el peligro de ser caldo de cultivo de sugestiones negativas. Perder la confianza en uno mismo es como quedarse dormido al volante.

A veces el impulso que nos hace falta puede venir de algo más allá de la intelectualidad, puede venir de esa área que no siempre se toma en cuenta: la espiritual.

El uso de la fe va más allá de creencias o religiones, es algo íntimo, algo entre tú y “eso que no se puede explicar”, algo entre “tú y la totalidad”. Da igual el nombre o la forma, creer en algo superior puede darnos esa energía que necesitamos: para empezar eso que queremos, para confiar en nosotros cuando nadie más lo hace, para mantener la mecha prendida de la creatividad. Va en cada uno saber cómo aprovecharla.

Anuncios

Un comentario sobre “Cuando todo lo demás falla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s