Esperando nada

Es fácil decir “no esperes nada” cuando lo único que quieres es lograr un resultado. Es cierto, resulta liberador eso de “dar sin esperar nada a cambio” pero en el fondo queremos un respuesta favorable, esperamos que las cosas salgan como nosotros queremos. La desilusión aparece cuando apostamos todo a nuestras expectativas sin tener un plan B. Es bueno considerar una respuesta negativa o un escenario adverso, es sano preguntarse qué hacer en caso que te digan “no”. El hecho de ser consciente de las posibilidades empequeñece al fantasma de la decepción.

10 comentarios sobre “Esperando nada

  1. Me identifico totalmente, sobre todo con “resulta liberador eso de “dar sin esperar nada a cambio” pero en el fondo queremos un respuesta favorable”. Es una magnífica frase que pocos se atreven a decir en voz alta. ¡Felicidades por haberte atrevido a escribirlo!

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s