Sobre el enamoramiento

“No puedes ser sabio y estar enamorado al mismo tiempo” Bob Dylan

Una cosa es enamoramiento y otra amor. Puedes ser sabio y sentir amor, pero en estado de enamoramiento, lo único que llena tu cabeza es una sola persona, una obsesión. Como un adicto a la droga, el enamorado no piensa claramente, puede tomar decisiones apresuradas; hay impulsividad, fuerza, deseo; un huracán que arrasa con todo lo que se tope en su camino: familias, amigos, carreras. Es un hechizo de la naturaleza, es la fuerza que une a las parejas temporalmente; un ardid sinfónico de dolor y placer.
Las penas del enamoramiento son terribles, una abstinencia que nos lleva por caminos
peligrosos. Hay quienes creen en la fantasía, que el amor Disney es la norma y que debería ser para toda la vida. Por eso es bueno enamorarse, experimentar de primera mano lo que significa estar vivo; el goce, el desengaño; te fortalece, te prepara para el camino del amor, para reconocerlo por lo que no es: una fantasía.
Todo termina pasando, la desilusión, el dolor, la presión. El enamoramiento tiene los días contados… el amor no.

6 comentarios sobre “Sobre el enamoramiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s