El arte de ignorar

Como dijo el autor del Principito: “La perfección no es tener más que añadir, sino nada que eliminar”. La concentración más que la capacidad de enfocarse, es la habilidad para ignorar todos los distractores que se presentan. Quizás no tengamos el control de todo lo que pensamos, pero sí la capacidad de controlar lo que queremos ignorar.
Desprenderse es difícil, contraintuitivo, por eso se necesita practicar, por eso existe la meditación: aprender a dejar ir los pensamientos; ni negarlos ni cuestionarlos, solo practicar la incómoda decisión de dejarlos ir; es entrenar el selectivo arte de ignorar.

“Despertar a quien eres implica dejar ir a quien imaginas ser” Alan Watts

11 comentarios sobre “El arte de ignorar

  1. Un chiste que me echó mi abuelo: ¿Papa, que es eso?
    – Lo ignoro mijita.
    ¡Abuelo, que ígnoro tan bonito!

    Todo es cuestión de percepción, y recalco: Con la edad he aprendido a pensar menos. Que no reste lo que no suma, tampoco hace falta el que se va, haciendo mucha, y no sobra el que llega, sobrando… 🦋

    Le gusta a 4 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s