En busca de tu tribu

Cuando te sientes parte de un grupo, no tienes miedo a ser juzgado, no tienes temor de expresar tus ideas, aunque no estén articuladas, aunque no tengan sentido, mientras sea con respeto, no te sentirás intimidado a opinar. Lo hermoso de un grupo cohesionado es que no hay temor de mostrarnos vulnerables.
Nada mejor que una banda de amigos y eso la TV lo sabe muy bien, por eso gustan tanto series como Friends, How i meet your mother o los Supercampeones; son las relaciones entre la personas las que hacen que un equipo rinda más que otro; es el ambiente el que termina potenciando a las personas individualmente.
Aquellos que viven con temor a equivocarse, a creer que serán juzgados en cada movimiento, suelen ser los pesos muertos del grupo: viven ensimismados, más preocupados de si mismos que de las necesidades del resto, y en su exceso de individualismo terminan repeliendo.
Esperar encontrar un grupo que te acepte tal cual y no te juzgue es idealizar un poco las cosas; porque al igual que en el amor, para cosechar, primero tienes que sembrar; hay que dar para recibir; independiente si es la familia, un equipo deportivo o un grupo de trabajo, para sentirte integrado tienes que participar; para saber si es tu tribu o no, primero te tienes que aceptar.

5 comentarios sobre “En busca de tu tribu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s