El arte de la contradicción

¿Somos imperfectos? no lo creo. Somos contradictorios, y gran parte de los problemas se originan por esperar ser perfectos. Existe una extraña paz al reconocer esa contradicción, una calma interna en aceptar que podemos ser santos y demonios, yin y yang a la vez.
El artista total acepta sus imperfecciones, es más, hace arte con ellas. Los que se muestran fuertes son en realidad sensibles, los que aparentan debilidad esconden una fortaleza que aflora en los peores momentos. Mostrarse o querer ser perfecto es lo que termina aplastando a las personas, porque gastan toda su energía negando una parte de sí mismos. No es casualidad que los personajes más entrañables de novelas y de la realidad sean figuras contradictorias, le dan sazón a las historias, sabor a la vida.
La hipocresía queda liberada al reconocer que el ser humano es un ser contradictorio: nos hace empatizar, sentir que no estamos solos, que quizás, yo también pueda lograrlo.

17 comentarios sobre “El arte de la contradicción

  1. Somos tan imperfectos, tan soberbios y tan hipócritas; que somos los responsables del caos con el que convivimos y manipulados por un poder económico central, manipulado por los medios de difusión. Dime donde has visto hoy; un verdadero periodismo independiente? Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s