Los poemas no deberían ser leídos sino escuchados

Un poema escrito para ser escuchado evita la tentación de la inteligencia de creer que las letras deben entrar por la vista. Incorporar los oídos en la construcción poética insufla de vida a las inertes letras del papel. El sonido reemplaza al intelecto, el tono guía mis palabras, pensamos en público; volvemos a ser bardos otra vez.

Un comentario sobre “Los poemas no deberían ser leídos sino escuchados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s