Realismo antimágico

Primer acto
“Los poetas bastardos”

Partimos todos bardos
en la carrera que gana
quien no quiere participar,
y así fuimos viajando
del realismo mágico al sucio
destilando sueños lúcidos
con el naturalismo existencialista
que solo el alma joven sabe dar
¡imitar! ¡seguir tendencias!
era cosa de críticos y tipos frustrados
nosotros viviríamos para imaginar,
para crear mundos
para hacer arte la monotonía
todos íbamos a ser artistas
todas íbamos a ser reinas
«todes» íbamos a ser alguien en la vida
nuestras obras iban a alucinar
pero la jaula quedó abierta
y el miedo paralizó el actuar
dejamos las promesas moribundas
olvidamos que al público se debe entregar,
tanto romanticismo no es bueno, nos dijeron
la mayoría de la gente finge y no vive, repitieron
la hipocresía es el precio para ser normal
ahora reinan todos los celos el celo
mentiras para echar de menos,
la necesidad es muy necesaria
consumir, vender, comprar
es la santa trinidad de esta sociedad

Segundo acto
“El sueño terminó”

La falta de realismo asfixió el impresionismo
cuentas, pañales y deudas llegaron sin avisar
frustración, gordura y desorden cuestan equilibrar
y así, la linda locura quedó atrás
era irresponsable soñar
el tiempo era de todos menos tuyo
tolerar aguantar callar
descansando sin destino
trabajar por trabajar
hay que agradecer esa oportunidad
sin cuestionar
sin hablar
sin llorar
porque él que sus males canta
a la gente espanta

Me gustaría decir
que ya no necesito estresarme
que lo puedo superar
pero vengo de ancestros trabajadores
segundones en la escala social
cargo la ansiedad en la sangre
y un porte de sumisión desigual
entendí tarde
que la riqueza mueve al mundo
me pase la vida creyendo en mitos
en la idea del artista total
la fealdad me buscaba en los reflejos
y la enterraba viva sobreviviendo un día más
el reloj me genera intranquilidad
siento que nadie me desea
solo quiero un contacto sensual
soy una piedra blanda por dentro
que fantasea con sentirse parte de algo
con enviar lo falso a la mierda
y que no importe más el qué dirán

Tercer acto
“Teatro de las grandes esperanzas”

Volvemos a la odisea de crear
con la ingenuidad poética
de quien no se toma nada personal,
cien años de soledad pasaron
entre ciclos de metamorfosis y desengaños
el despertar creativo es un aullido
y nunca hubo un tiempo perdido
la inspiración es lo bailado y lo bebido
lo dormido y lo temido, lo comido y lo jodido
cualquier dualidad que hayas vivido
el ruido y la furia
guerra y paz, crimen y castigo
no hay tiempo para mirarse el ombligo
da igual si eres príncipe o mendigo
o si estás dentro o fuera de la media
la vida es una divina comedia
un quijotesco elogio a la locura
no tomarse en serio es la cura
más allá del bien o el mal
la vida es una danza de la realidad

Lo que pasó pasó
no más títulos a lo sucedido,
no más juicios, etiquetas ni apellidos
para volver a los orígenes
no necesitas viajar
sin rodeos sin patrañas
el que escribe de su pueblo
nunca engaña
tal cual
sin mentiras
sin halagos
cuando regalas lo que sientes
ya nadie más podrá hacerte daño

5 comentarios sobre “Realismo antimágico

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s