Memorias de un introvertido

Me cuesta socializar
a veces no sé qué conversar
me pongo nervioso
de que me miren a los ojos
y empezar a balbucear,
soy introvertido
pero miento muy bien
finjo sonrisas para engañar
mientras que por dentro
quiero ignorarlos y arrancar
quizás por eso bebo más de la cuenta
para relajarme
para no pensar,
para sentirme integrado;
por eso economizo toda exposición
no por huraño, sino para guardar energías
para no tener que dar tanta explicación
para descansar un poco
de la de la dictadura de la extroversión

8 comentarios sobre “Memorias de un introvertido

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s